Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

De acuerdo Más información aquí

La historia de Paco en el agua

La historia de Paco en el agua

Antes de comenzar, debo destacar que voy a hablar de una persona que se supera día a día. Su nombre es Paco, “Pedrosa” para los amigos por su apellido motero, como él.

Paco tuvo un accidente de moto hace un año, estuvo en Barcelona en un centro de Rehabilitación y desde hace un año lo tenemos en nuestra clínica. Tiene una lesión medular incompleta en la columna lumbar, por ello él se encuentra en silla de ruedas.

Paco comienza a venir a Cedane en enero de2017 y con la terapia acuática en junio de ese mismo año. Comenzamos con muchísima ilusión, tanto él como yo. En las sesiones de fisioterapia en la clínica siempre me hablaba de las tantas y tantas veces que había ido a nadar y lo deportista que era antes, corriendo con su grupito de running siempre haciendo carreras populares. Debido a su gran afán por el deporte, Paco avanzaba entre sesión y sesión de agua. Recuerdo la primera vez que nos metimos en el agua…no se me olvidará nunca, la sensación de sentirse libre y las piernas le flotaban…se emocionó mucho y yo de verlo.

Cada vez tenía menos dificultad en el desplazamiento y la flotación de su cuerpo, teniendo en cuenta del antes y después de la lesión, las sensaciones en el agua que tenía. Poco a poco íbamos avanzando y realizando ejercicios activos en el agua, tanto de control postural, como de flexibilización de columna y de equilibrio.

En las sesiones de fisioterapia de la clínica, realiza la marcha en paralelas. De alguna manera, quería probar a realizar la marcha en el agua con Paco, pues necesitábamos más potenciación de glúteo para no forzar las lumbares al realizar la marcha. Después de darle vueltas a ver de qué manera podíamos realizarla, encontramos unos estabilizadores de rodillas de velcro (pues su bitutores no se podían mojar) para que él realizara la marcha en el agua y trabajar musculatura que fuera de ella le cuesta mucho más. Me acuerdo el primer día de ponernos de pie en la piscina pequeña…Yo estaba muy nerviosa, no sabía si el “invento” saldría bien, si los velcros ibas a despegarse con el agua, si él loaguantaría…hasta que por asombro de él y mío de un segundo a otro Paco estaba apoyado en el bordillo y realizando pasitos cortos con ayuda en la piscina. Cada día nos dice que tiene “sensaciones” nuevas en las piernas desde que comenzó la terapia acuática. Todo esto, quiero destacar que seguimos trabajando en la piscina para que Paco realice cada vez mejor la marcha tanto fuera y dentro del agua, eso sí siempre nos queda algún momento de risas de “caña aquí”.

Hola soy Paco, Paco Pedrosa y me gustaría contaros un cuento, un cuento real, ejem…ejem erase una vez un Paco ( jijji) que quería volver a ser la persona que era antes, guapo, simpático y que le gustaba andar, y desde hace un año que empezó  asistir a clases de fisioterapia en Cedane,  resulta que poco a poco empezó a conseguir pequeñas que cosas en sus piernas, y han hecho que se sienta otra vez guapo y simpático ( jeje).   Además ha conseguido gracias a la terapia acuática sentir las fuerzas dentro del agua de poder seguir soñando con ser un “andarín” de nuevo.   Hay que decir que la terapia acuática esta siendo  un cambio en mi recuperación  y hace que mi cuerpo sea libre.  Esto apenas acaba de empezar y no parare hasta conseguir mi objetivo, que junto a las personas que me rodean es ser feliz y que los demás se sientan felizmente orgullosos de mí.

Y colorín colorado este cuento “no se ha acabado”.

Publicado el 29 de junio de 2018 por expacioweb.

Deja un comentario