Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

De acuerdo Más información aquí

Método Crosystem

Terapia Crosystem

El Método Crosystem

Es un método novedoso no invasivo para niños y adultosque actúa directamente sobre el músculo y la red nerviosa que lo inerva, en el tratamiento fisioterapéutico de patologías musculares y neuromusculares.

Se aplican vibraciones con frecuencia e intensidad variable de forma localsobre la musculatura (husos musculares y mecanoreceptores) y estructuras mio-osteoarticularesque inducen cambios terapéuticos en el sistema sensorio-motor.

Con la activación de los mecanoreceptores y husos musculares a través de las fibras aferentes (Tipo I) el estímulo llega a los centros suprasegmentariosde integración cortical de la médula espinal, modificando y/o mejorando el control de la inhibición recíproca (tratamiento de la espasticidad), reduciendo el dolor,favoreciendo la integración entre estímulos eferentes y la respuesta motriz, mejorando el control motor funcional.

El resultado es una “reprogramación de los engramas motores” con los siguientes efectos.

  • Aumento o disminución del tono muscular.
  • Aumento del control de la rigidez articular
  • Aumento de la fuerza muscular.
  • Aumento del trofismo.
  • Mejora de la resistencia a la fatiga.
  • Incremento de la coordinación motora.
  • Aumento de la sensibilidad.
  • Mejora de la propiocepción.
  • Mayor equilibrio y control postural.
  • Prevención de caídas.
  • Disminución del dolor.

Patologías neurológicas tratadas.

  • Parálisis cerebral, Espástica, Hipotónica, Atáxica y Distónica.
  • Daño cerebral sobrevenido (ACV, ICTUS).
  • Esclerosis Múltiple.
  • Parálisis Braquial.
  • Escoliosis.
  • El Síndrome de Guillain-Barré.
  • Parálisis de Bell o Parálisis Facial.
  • Sialorrea.

Patologías traumatológicas tratadas.

  • Dolores musculares y articulares.
  • Contracturas.
  • Artrosis.
  • Artritis.
  • Cervicalgias.
  • Lumbalgias.
  • Hernias lumbares.
  • Ciática.
  • Discopatias.
  • Epicondilitis.
  • Pubalgias.
  • Recuperación post-quirúrgica.
  • Optimación del rendimiento físico.
  • Prevención de las caídas en los ancianos.